NOTICIAS.

Animada por su fisioterapeuta, Xavi Moreno, Noe comenzó hace cuatro años a pintar mariposas pequeñas piedras redondas, con la ayuda de su madre.

Estas piedras se han convertido en todo un símbolo y un proyecto de lucha. Senderistas y escaladores de todo las llevan al máximo de cimas posibles para que, ya que Noe no puede ir a la montaña, sus piedras vayan por ella. Las piedras se acompañan de un correo electrónico con la intención de que, quien encuentre la piedra, pueda contactar con Noe y ella sume nuevos amigos.

La ubicación exacta de todas ellas se puede seguir en la app “Up Stones”, diseñada por la empresa Ohlalapps de forma altruista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *